Camino de Santiago 2015

12.07.2015 20:31

Del 5 al 11 de julio, nos juntamos una comunidad de Segovia con varios amigos y amigas para recorrer el Camino de Santiago desde Sarria. El objetivo era hacerlo "en familia" ya que participaban distintas familias con sus hijos e hija, además todos los que estuvimos nos sentimos como tal.

 

  

 

Domingo, 5 de julio: De Segovia a Sarria (440 Km.)

Salimos el domingo 5 de julio desde Chañe donde recogimos al último peregrino, el señor cura párroco, después de la Eucaristía en Chatún y los bocatas en Chañe. Antes de partir, pusimos los primeros sellos en las credenciales.

Solo paramos en Cebreiro antes de llegar a nuestro punto de partida, el pueblo de Sarria de la provincia de Lugo. Nos alojamos en el albegue de Don Álvaro.

Lunes 6 de julio: De Sarria a Portomarín (22 Km.)

Día de incertidumbres frente a alegrías: ¿aguantaré estos Km. sin que me salga...?, ¡por fin!, empezamos...

Compartir: El camino del amor es el camino del compartir y el servicio. Todos tenemos mucho que compartir a lo largo del camino de la vida. Podemos dar y recibir. El amor es el lenguaje universal.

¿Valdrá esto para este camino internacional? Parece que todas las personas con las que nos cruzamos entienden el ¡Buen camino!, la sonrisa y el apoyo cuando se está en los avatares del caminar diario que nos frenan. Antes se decía Utreia, y se respondía, et suseia. Es una muestra del saludo del Camino de Santiago en la Edad Media, que significa "Más allá" y "más arriba".

Empezamos con niebla, por algo estamos en Galicia, pero ¿qué nos encontramos en Portomarín? El río Miño y el sol. La naturaleza nos amimaba.

Comida: Restaruante "El Mirador" con los niños mejor educados que saben hacer la comanda. Tarde de ¿descanso? y piscina. Misa del peregrino a las 20 h. Aviso media hora antes con el "coro especial" por megáfono. Primeras agujetas y un dolor de ingle paralizante. Aprendiendo lo que implica el Ramadán con uno de los peregrinos del grupo.

Fotogalería: Lunes, Camino de Santiago 2015

Martes, 7 de julio: De Portomarín a Palas de Rey (22,4 km.)

En el albergue Ferramenteiro pudimos compartir los primeros ronquidos "round sound" y las características de los albergues grandes, llenos de peregrinos. Esto se va pareciendo más al Camino... También comprendimos que la hora de levantarse era las 6:30h., independientemente de que hubiésemos querido madrugar un poco menos.

El motor del amor: Ser amado. Solo la persona que se siente amada es capaz de amar. Siéntete por dentro, no por fuera.

 

Etapa que se hizo larga porque parece que llegamos... pero que no terminamos de llegar.

Alojamiento y comida en el hotel albergue Castro. Primeros detalles en la almohada (pins, pulseras del Camino) pero no del albergue.Tarde de descanso y búsqueda de sellos. Tras el último sello de la Iglesia (combonianos) hubo juegos de mesa (doodle, rummikub) y excursión de los encargados de los coches para adelantar uno a la siguiente etapa. Llegada de nueva peregrina.

 

 

 

Miércoles, 8 de julio: De Palas de Rey a Arzúa (28 Km.)

Bueno hoy que es la etapa larga, a ver si llego a Melide que son 14 Km. y ya veré si sigo...

Contemplar: Hacemos nuestro camino en silencio, contemplando con los ojos y el corazón, tratando de sentir las maravillas que nos rodean de la naturaleza y de las personas. Ser sembradores de paz a lo largo del camino.

Esta etapa tenía la primera tentación gastronómica... en la pulpería Ezequiel de Melide. Hasta llegar sellamos en numerosos lugares, paramos en la ermita de Leboreiro, vimos dos puentes romanos, con cuatro ojos el de Furelos, y allí estaba también el Cristo con la mano desclavada de la cruz.

Aunque había que seguir con la parte rompepiernas de subidas y bajadas, el pulpo, los pimientos del Padrón y el ribeiro nos dieron fuerzas para continuar el camino hasta Ribadiso. Afortunadamente todas las ermitas en esta época están abiertas y conseguimos entrar en dos ermitas de Melide, la de la ciudad y la de Santa María de Melide, una pequña joya románica.

Llegamos a Ribadiso a comer, en el Mesón Rural Ribadiso, junto al albergue público de peregrinos. Pasamos mucho calor y mareo de cabeza con la conversación de los vecinos por lo que salimos al lado del río a echar la siesta y refrescarnos. Despues proseguimos a Arzúa subiendo la cuesta que pareció menor tras el descanso. Nos alojamos en el albergue Santiago Apóstol. Tuvimos una habitación para el grupo solo y nos encontramos el segundo detalle en la almohada (dos gominolas). La segunda cata gastronómica fue el queso de Arzúa en la cena.

Jueves, 9 de julio: De Arzúa a Arca (19 Km.)

Que ya queda poco y es una etapa corta...

Caminar juntos: Hacer de la vida un lugar de encuentro con las demás personas se vive y percibe en la peregrinación hacia Santiago de Compostela. Peregrinar es también vivir con esperanza.

El paisaje cambia y van apareciendo los eucaliptus. Hay más tramos de carretera. Los niños van en cabeza, hay que ir marcando un ritmo más lento. Quieren llegar los primeros, quieren llegar ya...

Parada en el bar de la Casa Verde a 8 Km. de Arca. Compartimos el tentempié, estuvimos mirando un rato al gato del establecimiento (que casi se cae) y cantando con los otros peregrinos de las mesas.

Subimos para luego bajar a Santa Irene...

Pasamos por la fuente donde reponemos fuerzas y nos adentramos en las corredoiras de eucaliptus.

Llegamos a Pedrouzo o Arca do Pino. Nos alojamos en el albergue Cruceiro de Pedrouzo pero no tenemos plaza para todo el grupo porque estos días son de afluencia masiva de peregrinos. Afortunadamente contamos con el papamóvil para sumar dos plazas más. Nuevamente encontramos unos caramelos de gominolas en las almohadas.

Comemos en la Parrillada Regueiro en la que rompemos dos copas y nos llevamos algún susto. Tarde de calor intenso, por lo que después de descansar se buscó la playa fluvial y los que no se mojaron, fueron a la misa del peregrino en la que pudieron compartir la experiencia con los otros peregrinos a petición del párroco. Salieron las siguientes ideas del camino: perseverancia, fuerza, sufrimiento, vida, solidaridad...

Viernes, 10 de julio: De Arca a Santiago de Compostela (20 km.)

Hoy llegamos a Santiago. Sentiremos el gozo de llegar y la sensación de seguir buscando...

Renovarse: Dar frutos de paz y bien, decir sí a la vida, disfrutarla en todas sus paradojas, alegrías y dificultades.

Durante este camino hemos sido más conscientes de todos los mojones que indican lo que falta para llegar.... es la ilusión de los más pequeños por saber dónde estamos y cuánto queda y había que celebrarlo. Qué mejor ocasión que hacer una foto en el mojón de su edad si no se hubiesen llevado las placas de los Km., aunque se pueden contar los mojones para saber el que nos corresponde.

 

 

Siempre hay detalles si se sabe estar pendiente de lo que nos gusta...

 

 

Con estas margaritas llegamos mejor al Monte do Gozo

 

 

Y, aunque no se veía gran cosa de Santiago e incluso la niebla meona nos llovió, cosa que agradecimos para caminar esta etapa, llegamos a Santiago siguiendo las flechas porque los mojones ya escaseaban.

Tras recorrer la ciudad durante otros cuantos kilómetros, llegamos a la plaza do Obradoiro, vimos la catedral que estaba en obras y no pudimos ver el Pórtico da Gloria (ni ver dónde se daban los cabezazos al "Santo dos Croques").

Vimos la cripta, abrazamos a Santiago...

y nos hicieron unas entrevistas

Por supuesto, comimos en Casa Manolo  (con piruleta de detalle que no era de Casa Manolo) y nos retiramos a descansar a la casa de acogida que nos habían dejado las Oblatas. Por la tarde, tratamos de ver el botafumeiro pero no llegamos. Después paseamos por Santiago, hicimos alguna compra, cenamos una empanada de atún con queso del país y acompañamos a nuestro chico Ramadán en su cena en casa Manolo.

Sorpresa la nuestra cuando al llegar a la habitación encontramos unas tarjetas con la flecha del Camino, dándonos la enhorabuena por terminar y animádonos a seguir caminando. También se hizo entrega de las Compostelas individuales por hacer el camino, con la novedad de que había una Compostela de grupo que reflajaba nuestro camino común y el motivo de este peregrinaje.

Comparto lo que ponía en mi flecha-tarjeta e invito a que otras personas lo hagan y/o compartan su experiencia.

"La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el intento de un camino, el esbozo de un sendero" (Herman Hesse)

Tema: Camino de Santiago 2015

Fecha: 27.07.2015

Autor: Guille

Asunto: Mi tarjeta

Tener el no camino como camino y la no limitación como limitación (Bruce Lee)

Ahora a continuar el camino.... Gracias a todos

Fecha: 14.07.2015

Autor: Jaime

Asunto: Camino

Me parece estupendo. Gracias.

Fecha: 14.07.2015

Autor: carmen

Asunto: frase tarjeta flecha

en mi tarjeta el mensaje era el siguiente:
" A menudo encontramos nuestro destino por los caminos que tomamos para evitarlo"
( Jean de la Fontaine)

Nuevo comentario

Sábado, 11 de julio: Desde Santiago de Compostela a Segovia (536 Km.)

Día de San Benito, patrón de Europa, y estábamos en Santiago, camino de Europa. Esta mañana no madrugamos. Cada uno se fue despertando y fuimos a desayunar por turnos. Recogimos la habitación donde estuvimos y nos fuimos a la misa del peregrino a las 12:00 h.

Nos llevamos una sorpresa cuando supimos quiénes iban a ser los monaguillos porque ya sabíamos quién concelebraría...

Estuvimos atentos en la misa para escuchar cuándo nos nombraban como peregrimos que habíamos llegado a Santiago y para ver cómo funcionaba lo del botafumeiro.

Llevad siempre mochilas ligeras y que nunca falte el amor


Tras la misa del peregrino buscamos un lugar para comer y una segoviana amable que trabajaba en Santiago nos indicó que fuésemos al restaurante Abellá. Terminamos con tiempo libre hasta las 16:30 h. para hacer compras y salir desde la residencia de las Oblatas, donde pasamos a ver al "jefe" y a tocar la campana.

El viaje fue distinto para cada uno de los coches, uno se fue de vacaciones a A Coruña, otro a las termas de Orense, y los otros a Segovia, uno con máster de chistes y el otro compartiendo el youtube de la parte inferior.

Siempre estamos en camino

El próximo año en Jerusalén (expresión judía)

Fotogalería: Camino de Santiago 2015